• Avecal reúne a empresarios del sector en una reunión online para analizar
    soluciones con los expertos de Galán&Asociados en materia de reestructuración de empresas, financiación, fusión y adquisición de empresas como medidas para evitar
    el cierre de las sociedades
  • “La entrada de socios, la adquisición de otras empresas o la vuelta de determinados
    procesos productivos a Europa desde Asia son oportunidades de futuro para el
    sector del calzado”, recomiendan

La Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (Avecal) reunió hoy en un
encuentro online a sus asociados para analizar la situación del sector ante la crisis del
Covid-19 en colaboración con los expertos del despacho Galán&Asociados, que
recomendaron tomar medidas de manera inminente para evitar a corto plazo los riesgos de
sus sociedades. Los expertos de Galán&Asociados indicaron la necesidad de tomar
decisiones en materia de financiación, reestructuración de la empresa, así como las
opciones de fusión o introducción de nuevos socios para capitalizar a las empresas, sin
renunciar a la opción del concurso de acreedores. Esta última alternativa no tiene por qué
conllevar la disolución de la sociedad ni afectar al patrimonio personal de los
administradores siempre y cuando se realice de forma correcta.

Según José Antonio Galán, socio director de Galán&Asociados, “el sector del calzado
tiene futuro a pesar de la situación actual, pero todos tenemos que hacer el esfuerzo y
tomar decisiones para que las empresas y el sector del calzado sigan siendo una actividad
fundamental en nuestra tierra”.

Previa a esta situación, Jordi Pardines y Ángel Cebrián, director del departamento de
Estrategia y Organización y director de Corporate en Galán&Asociados respectivamente,
señalaron que las empresas tienen muchas opciones para tratar de solventar esta situación
compleja que vive el conjunto de la economía internacional. De hecho, a pesar de los datos
del FMI que apunta a pérdidas del PIB del 7% en la eurozona y del 6% en EEUU, “no
estamos en una crisis estructural, y podremos superarla en una situación temporal
razonable, y de la que podremos salir reforzados si hacemos los cambios que nos está
imponiendo en estos nuevos tiempos a nuestros mercados tradicionales”.

En opinión de Cebrián, “estamos en un momento interesante para la adquisición de empresas, también para establecer nuevas estructuras con la introducción de socios financieros o de capital”. “Podemos hacer muchas cosas, comentó Pardines, porque hay oportunidades de negocio a medio plazo, como la vuelta de procesos productivos a Europa desde Asia, que va a ofrecer una oportunidad de futuro para el sector del calzado”.

Por su parte, Cebrián recomendó aprovechar la batería de alternativas en materia de
financiación, tanto desde fuentes privadas como públicas que permita solventar los
problemas de tesorería. De hecho, insistió en la posibilidad de recurrir a la banca
tradicional, así como los fondos de deuda, que pueden ser interesantes en la medida que
son más ágiles, aunque con requisitos más restrictivos. Para operaciones más complejas,
recomendó recurrir a entidades públicas como las SGR u organismos como el IVF o
ENISA de carácter nacional.

Jesús Navarro, director del departamento Jurídico del despacho profesional, explicó la
fórmula de concurso de acreedores, indicando que “no podemos ver el concurso de
acreedores como un problema, como una decisión que deriva imperativamente al cierre de
nuestra empresa; sino como una oportunidad, una herramienta que nos permite reordenar
nuestras deudas, llegar a acuerdos y lograr la subsistencia de la empresa”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies